sábado, junio 11, 2005

¿Cuánto pesa el humo de un cigarrillo?


"Smoke" (1994), de Paul Auster y Wayne Wang.

La película que nos ocupa es, ante todo, un film de personajes y diálogos. Apenas hay acción o efusividad dramática : toda la amargura, la ternura, la esperanza, el optimismo y los sentimientos del film quedan sostenidos por unos diálogos brillantes, magistrales (con el don literario de aunar ambigüedad y solidez narrativa) y por unos personajes casi tangibles, diseccionados con mano maestra, jugando en ésto último, por supuesto, la labor de unos actores en estado de gracia, que son capaces de imprimir complejos sentimientos sólo con un gesto o una mirada (Keitel y Hurt están mucho más allá del simple elogio).
La película nos habla, con lirismo y un tierno y efectivo sentido del humor, de las relaciones afectivas que surgen en la gran ciudad, concretamente en un barrio cercano a Brooklyn. Las historias de varios personajes, cada uno con sus búsquedas y demonios, se cruzan en un pequeño estanco, que sirve de leiv motiv para el desarrollo de la película. El significado del humo, que da nombre a éste singular ejercicio, queda descubierto en la primera escena del film, cuando Paul Wang cuenta la historia del hombre que introdujo el tabaco en Inglaterra. El humo representa aquello que no se puede pesar, pero que existe : igual a las cosas que suceden entre los seres humanos. Uno de los grandes aciertos del film es que no hay ni principio ni final. Tal vez me esté explicando mal, pero la película no es más que un trozo de vida, un trozo, claro, importante, pero que no da conclusión a las relaciones y existencia de los personajes. El principio nos abre a los personajes con un aura de cotidaneidad ; cuando termina, esos hombres se han demostrado a sí mismos coas que no sabían de ellos mismos, e incluso han cambiado. Pero no es una conclusión final, la historia no queda cerrada. Los personajes siguen teniendo delante un futuro que afrontar, unas realidades que enfrentar, pero visto ésto por Auster con un total optimismo. Los personajes acaban haciendo lo que pueden por los demás, aceptándose, y las relaciones entre ellos, ya sean paternales o amistosas, les ayudan a seguir adelante con alegría, con esperanzas. Auster nos dice que no hace falta viajar para conocer el mundo, que obsevando siempre el mismo lugar, uno puede descubrir miles de sentimientos y reacciones : el prisma de ésta apreciación, es, por supuesto, el estanco.
Técnicamente, muy buena. La planificación de las escenas es sublime, y también bastante curiosa, creando un aire estilístico especial. A los personajes y situaciones los rodea un aura de "día a día", de mundo cotidiano. La fotografía, hermosa, naturalista, sin un ápice de artificialidad.
A pesar de ser un film de indiscutible influencia literaria (ya comenté más arriba el tema), en ningún momento, la forma de utilizar la palabra resulta artificiosa, pedante o vacua. Lo mismo digo de los personajes, de los más creibles que he visto en el cine de muchos y muchos años.
En forma de conclusión, Smoke se eleva, a mis ojos, como una verdadera obra maestra, cine libre, honesto y transparente, escapando de falsas y pedantorras fórmulas retóricas que proliferan en los modelos narrativos y formales de muchos personajillos que se hacen llamar autores. Una película muy bonita, a mi parecer uno de los grandes films de los 90.

Escenas destacables : Muchas. Pero atentos a ese monólogo final de Auggie. Dios santo, el tío se tira cinco minutos hablando, la cámara no hace más que enfocar su cara y acercarse durante ese tiempo poco a poco, para luego bajar poco a poco a la altura de la boca. Es una escena de una simplicidad extrema cinematográficamente hablando. No hay nada extraordinario en ese zoom-in, pero los gestos del actor, las palabras del personaje y precisamente esa simpleza (que no sencillez), la hacen ser, para mí, una de las escenas de los 90 (y quizás, del cine en general).

7 comentarios:

Horrorscope dijo...

Yo ya te dije que me leí el guión y me pareció extraordinario. A ver si me hago con ella, porque por lo que dices la labor de dirección también es extraordinaria.

Kill J. Cameron dijo...

Ya te dije que era cojonuda. Estaria bien que cuando pudieses verias "Blue in the Face" y "Lulu in the Bridge". La primera dirigida conjuntamente por Wayne Wang y Paul Auster y con guion del ultimo. Una secuela tal vez algo mas desfasada pero sin perdida de calidad. "Lulu in the Bridge" es el debut como director de Paul Auster, asi que imaginate; personajes vagando por la pelicula, un genial examen de las relaciones humanas, con magnificas interpretaciones de Harvey Keitel, Mira Sorvino y un soberbio Willem Dafoe, en una pelicula de estructura circular.

Tio, suerte y alejate del lado oscuro.

Dostoievski dijo...

Yo la vi ayer. Joder, el guión es sublime, a que sí. Pero técnicamente el film también es muy bueno, y la puesta en escena es sencillamente magnífica. Cómo me gustan esos planos generales y los escasos y nada gratuitos primeros planos. Por cierto, hay un par de cancioncitas de Tom Waits : una de ellas es Downtown train (de la otra no me acuerdo).
Saludos, y a ver si me hago con Blue in the face.

Dostoievski dijo...

Menudo trío de actorazos. Lulu in the bridge pinta genial. ¿Es tan buena como Smoke, a tu parecer?.
Saludos, y gracias por tus consejos.

Kill J. Cameron dijo...

Yo la vi antes que "Smoke" y a mi me gustaron las dos muchisimo, al igual que la divertida "Blue in the Face". Ten cuidado por que a veces la gente me acusa de ensalzar demasiado una pelicula y que luego les ha decepcionado. En todo caso no creo que esto ocurra ya que "Lulu in the Bridge" me encanto. Pero ya sabes si al final todas tus esperanzas no se cumplen, yo soy el culpable.

Horrorscope dijo...

Joder, a ver si me hago con ella. Sabía que aparecían canciones de Tom Waits y que creo que la música en general estaba compuesta por su mujer y él, lo cual fue artífice de que tuviese aún más ansias de verla, en el guión simplemente te ponía (a continuacción suena música) pero joder que no es solo música, es del gran Tom Waits del que estamos hablando.
"Blue In The Face" también me leí el guión (vale, en el libro te venían los dos guiones) y me llenó de mucho optimismo, me sentí completamente identificado, ante todo con el papel que interpreta Jim Jarsmuch pues yo también estoy intentando ser un futuro fumador pasivo.
La forma en que Auster describe las situaciones cotidianes es magnífica, admirable y como poco elogiable. Esa carencia de principio y final de la que tu hablas la dota de mayor realismo, rotundida y preciosidad inclusive. Wang supongo que llevará a cabo su labor de director profundamente bien, la verdad esque es una pena enterarse que este hombre ha dirigido "Sucedió En Manhattan" (con Jenifer López, que huevos). También dirigió una en la que aparecía Nattaly Portman que tenía una pinta horrible.
Respecto a "Lulu In The Bridge", pues a mí me gustó mucho también, pero Dotoiesvki no te esperes algo parecido a "Smoke" al menos respecto al contenido. Los actores protagonistas, desde mi punto de vista, están pletóricamente extraordinarios, aparte de que son tres personas que, al menos en su labor interpretativa, me caen cojonudamente, sin duda estarían por los más altois puestos de mi podium, cuando vi a Willem Dafoe interpretando a Cristo y a Keytel a Judas en "La última Tentación De Cristo" de mi adorado Martin Scorsese mi vida cambió, que gran película de autor. Es una lástima enterarse de que Dafoe hace de malo en "Triple XXX 2", sabiendo que anteriormente interpretó al entrañable Klaus en la genial cinta de Wes Anderson "The Life Aquatic Whith Steave Zisou".

Valor y al toro.

Dostoievski dijo...

Muchísimas gracias, a ambos, por las recomendaciones. Se me cae la baba por ver las películas comentadas y por seguir leyendo cosas de Auster.
Sí, muy cierto, es una verdadera pena lo de Defoe...también hizo de malo en Spiderman (aunque esa es bastante más digna que Triple X 2).
Pero alégrate, porque él es quien interpreta al padre de Grace en Manderlay!!!.
Kill, tranquilo, yo intento ver los films sin expectativas...aunque a veces cueste un poco. Antes de ponerlos, me repito una y otra vez : "Me va a decepcionar, me va a decepcionar". Suele funcionar.
Saludos!.