sábado, junio 18, 2005

Ajedrez


Jorge Luis Borges (1899-1986).

I
En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.

Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.

Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.

II
Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

4 comentarios:

Horrorscope dijo...

Joder... Que buena, uno de mis poemas favoritos de su antología poética junto a uno que creo recordar que se llamaba "Ni Siquiera Soy Polvo".
También recuerdo que Pérez Reverte le citaba en "La Tabla De Flandes", que por cierto como la destrozaron en su versión cinematográfica, Muñoz en versión gitanillo se me quedó grabado en la retina.

Dostoievski dijo...

Sí, también es de mis favoritos. Buah, Ni siquiera soy polvo es sencillamente de lo mejor que ha escrito... .
La verdad, es que de Borges he leido cuentos y ensayos, muchos. De poemas, varios, pero no todo lo que quisiera. Me gustan mucho Dime, 1942, El golem, y los dos que hemos comentado.
No he leido La tabla de Flandes... Pérez Reverte no me atrae demasiado. Lo que sí vi fue la película, muy cutre, como tu dices.

FuNeBRiS dijo...

Muy bueno. Sin duda se pueden sonsacar varias connotaciones alegóricas a procesos actuales:

- El tablero por momentos representa la lucha de occidente con oriente medio. Ahora más que nunca tiene esa connotación un toque actual, gracias al Sr.Bush y su afan por proteger al mundo.

- El tablero es nuestra vida. Los momentos buenos (fichas blancas), los momentos malos (fichas negras) todo dominado por un Dios. Un Dios que nos mueve a su antojo, y que en cierta manera nos dicta lo que hacemos... aunque deja esa pregunta final en el aire de (interpretación libre) Si hay un Dios que nos maneja, ¿Habrá otro Dios que maneje a su vez, desde sus oscuros rincones envuelto en polvo, soledad, y telaraña, al Dios que nos maneja?... Sin duda un gran poema, de muchas lecturas.

Dostoievski, te presento "Partituras de Ensueño I: Cadena Perpetua" en... bueno (viva el Spam):

Http://diasalucine.blogspot.com/

:).

P.D: Horroscope, te añado en mi blog, porque tu "Grandes momentos del cine" me ha erizado hasta los pelillos del culo:).

Horrorscope dijo...

A mí Reverte me parece un novelista que sabe escribir lo suficientemente bien como para engancharte con sus novelas que resultan muy accesibles para casi toda la gente. Hay que tener en cuenta que el tipo me cae muy bien porque coincido la mayoría de las veces en su forma de ver el mundo y soy aférrimo a leer sus columnas todos los domingos con las cuales suelo pasar muy buenos ratos, pero desde luego no me parece una figura literaria del calibre del viejo Jorge Luis.

Saludos y cuídense.

P.D.: Funebris, usted ya sabe que a mí me los erizó la foto de Peter Jackson así que también le voy a enlazar.