viernes, mayo 27, 2005

"¿Qué va a ser de mí?"



"Agáchate, maldito" (1971), de Sergio Leone.

Sinopsis : Juan Miranda y Sean Mallory, veterano del IRA, se conocen en México y planean trabajar juntos robando bancos. Un día dinamitan lo que creían que era un banco local y resulta ser una prisión. La explosión libera a los revolucionarios que estaban presos y ambos se convierten en héroes de la revolución. Poco tiempo después, las tropas del gobierno, comandadas por el coronel Gutiérrez, comienzan a seguirles los pasos... .

El primer adjetivo con que lo calificaría es : infravalorado. Se supone que ésto es una obra menor de Leone, nunca citada en las filmografías selectas, deseñada en su momento por la crítica y -a mi parecer- muy injustamente olvidada.
Todo comienza como un film más de Leone : un hombre harapiento, se hace llevar en una diligencia llena de ricachones, que durante el viaje no paran de hacer comentarios despreciativos sobre las clases populares y sus sublevaciones (Recordemos que Pancho Villa se hallaba en auge durante la época). De pronto, un grupo de niños paran la diligencia violentamente : son los hijos del hombre. Roban, humillan, e incluso quien será nuestro protagonista viola a una mujer.
No tarda en aparecer, en una escena cómica muy típica de Leone, el que será el co-protagonista del film (melancólico e inolvidable James Coburn). Hay una escena muy graciosa y original durante el encuentro de estos dos personajes : cuando Juan descubre el poder de los explosivos de Sean, le mira con ojos codiciosos y sobre la figura del otro personaje aparece un imaginario letrero donde se lee "Banco de Mesa Verde". Sencillamente genial.
Lo que parecía un "Zapata Western" (así llaman a las películas de este género) íntegramente cómico, se comienza a desvanecer con los flashbacks del pasado tormentoso de Sean, en realidad un ex-miembro del IRA que huye tras haber asesinado a un amigo que le traicionó.
De pronto, hay una transición, el film se rompe en dos : la parte cómica, satírica, da paso a una intensamente dramática y amarga, un fresco de una época convulsa y violenta : la dura represión ejercida sobre los partidarios de la revolución (fusilamientos, torturas, palizas), la demagogia de los "señores de corbata" que pretenden aprovecharse de estos levantamientos, y lo primero de todo, la inmersión de la vida de los dos protagonistas en estos acontecimientos, que marcarán su vida para siempre.
Y el tema del dinero resurgiendo de nuevo. Juan lo único que quiere es robar bancos para poder viajar a Estados Unidos y llevar allí una vida digna ; Sean, ¿qué quiere Sean? ("Antes yo creía en muchas cosas ; después de mi revolución, sólo creo en la dinamita", "Entre los oficios de ladrón y de revolucionario voy a escoger el que se me da mejor"). Otra vez la relación de enemistad de los protagonistas que acaba transformándose en simpatía...no, más que eso : en amistad.
"Agáchate, maldito" supone la madurez de Leone en lo que se refiere a retratar personajes y conseguir una evolución verosímil de éstos durante la obra. Ya no son hombres cínicos que se mantienen de igual forma durante todo el metraje,no. Aquí, los personajes sufren, cambian.
El director destruye aquello a que se aferraban sus protagonistas, aquello que guardaba el significado absoluto : para Sean, los ideales (políticos e interpersonales), para Juan, la familia.
La película me resultó extremadamente extraña y amarga por la ruptura rítmica y temática que sufre en su primera mitad : de pronto todo se torna tristeza, desencanto (aunque sigue habiendo algunos puntos humorísticos), horror ante las atrocidades e injusticias que el hombre es capaz de cometer. A los personajes sólo les queda su sueño de hacerse ricos y huir a Estados Unidos, pero cuando el film acaba, no les queda siquiera eso : uno morirá con el recuerdo de los buenos tiempos en el paladar, él otro quedará sólo, perdido, sin su familia y sin su amigo, glorificado como héroe revolucionario.
El retrato de los personajes secundarios tampoco se queda atrás : cabe mencionar al médico (reencarnación moral del amigo traidor de Sean, cuyo desenlace servirá a nuestro "héroe" para comprender su pasado y redimir, aunque sea en parte, su tormento).
Los flashbacks a cámara lenta que rememoran la pasada vida del irlandés funcionan a la perfección (sobre todo el último), conmueven, emocionan, nos ayudan a compenetrarnos con un personaje verdaderamente difícil de olvidar. Hay escenas de una crudeza dolorosa, pero lo más triste de todo es ese plano final del rostro desolado de Juan, que pronuncia las palabras con las que he dado título a esta humilde crítica.
Destacar también la hermosa e inolvidable banda sonora de Morricone, el cual sabe alternar a la perfección temas de corte cómico con otros melancólico-nostálgicos. La dirección, aunque ausente del epicismo y ostentosidad de otros films del autor, se muestra bastante más madura que en sus primeras películas.
En resumen : aunque no esté al nivel de los grandes films de don Sergio (Léase "El bueno, el feo y el malo", "Hasta que llegó su hora" y "Érase una vez en América") me resulta absolutamente indigno el olvido en el que ha caído una obra redonda, cinematográficamente elevada y muy conmovedora. El final, por la tristeza que me provocó (estuve al borde de las lágrimas, algo no muy frecuente en mi persona) , resultó para mi sensible alma casi insoportable. Cuanto pesimismo y desesperación desprende esa mirada... .

12 comentarios:

Javier dijo...

A Leone se le suele denostar prácticamente desde cualquier parte, pero a mí me parece que su cine, si bien menos "profundo" que el de otros mitos del western más "puro", es muy espectacular y muy entretenido. Hasta Peckinpah palidecería a veces ante su nervio visual.

Y me apuntaré ésta en la lista de las que debo ver.

Dostoievski dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que dices, menos en dos cosas : lo de que hasta Peckinpah palidecería... yo creo que ambos poseen una fuerza visual sin precedentes, y tengo en la memoria más imágenes de Peckinpah que de Sergio... .

En todas sus películas hay profundidad...tal vez sus primeras obras (Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio) no lleguen a la hondura de otros westerns. Pero, por ejemplo, ese breve diálogo al final de La muerte tenía un precio, entre los dos personajes, no es más que una cínica crítica a la reducción del ser humano a puras cifras. Su cine tiene más "miga" del que parece...y como entrenimiento, funciona a la perfección.
Saludos.

Horrorscope dijo...

Sin duda otra película más para mi lista de quehaceres. Sí, sin duda Peckinpah está mas que de sobra a la altura de Leone, aunque conozco mejor el cine de Leone y siempre le llevaré dentro de mí por ser una de esas personas que me hizo cambiar mi perspectiva del cine.
A mí toda la trilogía del dolar me parece mas que fabulosa, probablemente mi trilogía favorita del cine, y que razón hay en tus palabras cuando has mentado ese breve diálogo del final, pero para mí en esa película ningún diálogo tiene desperdicio aún careciendo de profundidad.

Por cierto ¿recuerdas que ayer hablamos de Trier y te comenté que no había visto aún "Breaking The Waves", pues por si no te enteraste la emitieron ayer noche en el programa de Gasset (no se si se escrive con dos eses) y se lo estaré agradeciendo para el resto de mi vida, pese a la tonelada de innecesarios mensajes publicitarios? También ayer conseguí ver al fin "Una Historia Verdadera" del gran shaman David Lynch, que la tenía en ell baúll de los quehaceres. Así, que imaginas lo agusto que debí quedar con esas dos, para mí, semi obras maestras.

Por cierto, te has enterado ya de quel Dios Ennio viene con su orqueta a Bilbao para interpretar sus grandes obras para el mundo del cine. Todo un espectáculo.

Dostoievski dijo...

Hola Horrorscope,
hombre, la trilogía del dólar (sin duda una de mis favoritas, después de los tres padrinos y la del séptimo de caballería de Ford...La trilogía Corazón de oro también estaría en mi lista si no fuera por la repugnante Los Idiotas) tiene bastante profundidad. Retrata el mundo del oeste de una manera harto cínica, pero de forma mucho más creible que la mayoría de westerns apologéticos e hiper-heroicos americanos. Yo descubrí hace poco a este cineasta y he visto toda su filmografía en tres meses. Me ha enamorado.

Me enteré de lo de Rompiendo las olas porque me lo contaste en tu blog... No sabía que Gasset tuviera un programa en el que se emitieran películas, de él sólo conocía Días de cine (que por cierto, me encanta).
Menudo par de peliculones que has disfrutado... Ambas me parecen obras maestras, aunque por mi amor al cine clásico prefiero la de Lynch (Madre de Dios, John Ford ha resucitado!).
El film que he comentado no está entre los mejores de Leone, te aviso para que no te lleves una decepción, pero aún así me parece disfrutable y sobre todo muy maduro en el nivel dramático y emotivo. Espero que te guste.
No sabía lo de Morricone... pero como adivinarás es uno de mis compositores preferidos. Sus trabajos para Leone son sencillamente inolvidables, aunque no los únicos, no,jeje.
Por cierto, apúntate estas pelis : "Los profesionales" y "La balada de Cable Hogue".
Saludos!.

Horrorscope dijo...

Pues muchas gracias, me las apuntaré.
De "Corazones De Oro" solo me queda "Los Idiotas" como bien sabes, y aparte espero ver pronto "Europa"; la de "El Padrino" pues hombre, es "El Padrino", sobran palabras; no he visto la de "El Séptimo De Caballería" de Ford, pero estoy dispuesto a verla; "La Trilogía De La Mafia" de Scorsese es inigualable, bueno también es que probablemente sea mi cineasta más adorado, pero no deja por ello de ser cojonuda; ahora no se me ocurren más, podría decir la de "La Guerra De Las Galaxias" y la de "El Anillo" pero no están entre mis favoritas pese a que me gusten.

Bueno por lo del visionado de ese vinomio de maravillosas maravillosidades, pues suponte el shock que supuso para mí. Encontré un pedazo de felicidad en estos días en los que solo expulso a gorgotones frustración y odio y ganas de matar, miré el mundo con los ojos del que es feliz gracias a dos profundos y bellos dramas.
"The Straight Story" una obra asombrosa sin ápice de mal gusto con una profundidad como poco épica que me ha parecido inconmesurablemente única , fugaz e inigualable. Una oda cojonuda a la sencillez, a la vida, al pasado, a la familia, a los sueños a la vida... Por cierto Dotoievski ¿No crees que mi adorada Sissy Spaceck sería una perfecta "Chica Trier"? Por lo demás Richard Famsworth lo que tu dices, y lo poco que sale Harry Dean Stanton (Travis en la inolvidable "París, Texas") merece la pena.

"Rompiendo Las Olas" es el melodrama mas perfecto jamás realizado, una obra maesra indudable (no se porque dije semi). No le falta nada a esta película y probablemente me gustó mas que "Una Historia Verdadera". Estoy esperando a comprarmela (bueno me intentaré comprar las dos) para disfrutarla tranquilamente, sin los malditos anuncios, lo mal que se sintoniza TVE en el televisor y en versión original subtitulada. Eso sí, yo creo que ésta también no es recuerda a los clásicos del cine intelectual nórdico como Ingmar Brgman o Dreyer, a influencia está bien clara y es evidente que el film es de este corte clásico pero visto desde el ángulo de Von Trier como "Una Historia Verdadera" lo es desde el de Lynch. Tenías razón, el trailer no es lo único que enamora. Y queda ya por porsupuesto que el puesto de Emilly Watson entre mis actrices y musas preferidas es inamovible.

Fue todo un honor disfrutar de esas películas y comentar en su blog.

Dostoievski dijo...

De nada. Los idiotas no me gusta, es más : la detesto. Ya me dirás tu opinión... .
El séptimo de caballería no es una peli de Ford...es una trilogía compuesta por Fort Apache, La legión invencible y Río Bravo. En ellas expone su visión de cómo alcanzar un utópico estado de paz gracias a la acción del séptimo de caballería. Se puede estar de acuerdo con él o no (en mi caso, lo segundo), pero es innegable lo respetable de su visión, por fundamentada y honesta.
A mi la primera trilogía de Star Wars también me encanta, aunque por debajo de la de El padrino y la de El séptimo de caballería. La del señor de los anillos la detesto, por palomitera, por sus diálogos tan hinchados como vacíos, por ser superficial y exageradamente comercial (Se lleva el premio número uno a la convencionalidad, desde mi punto de vista).
A mí Rompiendo las olas me enamora,jeje, aunque no tanto como para decir que es el mejor melodrama de la historia...ahí quedan varios films de este género tocados por Kurosawa, entre muchos otros, de factura intachable. Es cierto que son más que obvias las influencias de Dreyer, también muy evidentes en Bailar en la oscuridad, ¿no crees?... aunque sin duda en esta es dónde queda mejor expuesta su admiración por ese gran maestro que nos regaló films como "Dies Irae", "Ordet" o "Vampyr" (Te recomiendo encarecidamente las tres...son obras maestras absolutas, imperdibles).
En lo que dices sobre Una historia verdadera...totalmente de acuerdo. Nada que añadir. Aún no he visto París-Texas, pero Dean Stanton me gusta mucho. Farnsworth me conmueve infinitamente, supongo que como a ti.
Pues sí, creo que Sissy pegaría muy bien de chica Trier, aunque algo peor de chica Almodóvar :-P.
Es una actriz cojonuda que interpreta de forma elogiable todo tipo de registros. En el film comentado, está genial (sobre todo en versión original subtitulada...su doblaje no me gusta nada).

Y sobre Emily Watson, decir algo más sería repetir tus palabras.
Por cierto, acabo de ver Sin perdón...aun quiero reflexionar sobre un par de aspectos,mañana escribiré aquí mismo (en la sección de "comentarios" de este mismo post) para darte mi opinión.
Saludos.

Dostoievski dijo...

Lapsus : Río bravo es de H. Hawks...se me fue la olla. La última de la trilogía es Caravana de paz.

Horrorscope dijo...

Sí, igual me sobrepaséun poco al escrivir lo de que es el mejor, quería decir de los mejores pero a mí es el que más me ha gustado de cuantos he visto.
Yo creeía que viste "París, Texas" porque en mi blog hablando sobre Wenders dijiste que te parecía preciosa si mal no recuerdo, aunque no se. Te recomiendo que la veas, es el gran papel de Staton y está entre mis películas preferidas.
Sí, "Río Bravo" es de Howard Hawks.
A ver que opina de "Unforgiven", espero con ansia su testimoio".

Dostoievski dijo...

Otra vez se me fue la olla. Por supuesto que he visto París-Texas. Joder, cómo estoy, ¿sabes con cuál la confundía? Con Corazonada... tenía en la cabeza que ahí también aparecía el señor éste con la Kinski. Estoy espeso últimamente... .
Sobre Unforgiven voy a hablar ahora mismo, ya veré si más adelante posteo algo sobre ella : me parece, indudablemente, una obra maestra. Un film que recupera el aliento de los mejores Ford y Hawks, con el afán desmitificador de Peckinpah, con cierto sentido del humor leoniano (cuando echa del bar al biógrafo, por ejemplo).
Me gusta la ambigüedad moral de sus personajes : no hay buenos ni malos. Todos son unos asesinos, cuya vida se ha visto marcada por la violencia. Todos, al fin y al cabo, son seres humanos, llenos de limitaciones y que no paran de alimentar estúpidamente la vorágine de violencia y venganza que se abre con el maltrato de la prostituta. La dirección es sencillamente perfecta, creía estar delante de una película filmada con la cámara invisible de Ford. Hay varios planos y escenas memorables, y como ya he comentado, me gusta mucho el trazado de los personajes y su evolución, sobre todo la del sheriff : Un tipo que sólo sabe servirse de la violencia más cruel para hacer cumplir la ley, pero no lo hace por mal, sino por no saber lograrlo de otro modo. A la vez, ese sanguinario asesino, es un tipo que perdona a dos muchachos que habían maltratado a una mujer, y que me hizo sentir cierta ternura cuando construía su casa (esa, que no pudo terminar)para, como decía él, "poder contemplar el atardecer".
Me gusta la imágen sombría, violenta y sobre todo desmitificadora que se da del a menudo heroificado Salvaje Oeste. Creo que es un genial crepúsculo para un género que se creía muerto desde hacía muchos años.
Los actores (sobre todo Gene Hackman) están tremendos en sus complicados papeles. La música me pareció preciosa, y ese plano que abre y cierra el film, con sus respectivas palabras de introducción y despedida, son preciosos.
Sencillamente, el mejor film de Eastwood, un retorno al mejor clasicismo, una de las cumbres del género, sin duda.
Saludos!.

Horrorscope dijo...

Me alegra que te gustase.

Randall Flagg dijo...

Me complace mucho estrenar comentario en tu blog, Dostoievski y más aún haciéndolo en este peliculón de Sergio Leone, que me encanta y me apasiona desde la primera vez que lo ví.
Toda tu crítica de la película me parece genial y estoy muy de acuerdo en lo que ha dicho Horrorscope. Las obras de Leone también cambiaron mi perspectiva de cine, he crecido con la Trilogía del Dólar y por supuesto es una de mis favoritas... pero si hay una que esté por delante de ésta (obviando El Padrino) es la "Trilogía Érase una vez..." del propio Leone.
Habéis hablado de un montón de películas y directores que me encantan (Von Trier, Scorsese, Lynch...) y sólo puedo decir que estoy de acuerdo al 100% (decís verdad, como dirían en el Calla jejeje).
Nada más por hoy. Un saludo.

Dostoievski dijo...

Gracias por escribir, Randie, siempre tus aportaciones son agradecibles.
Es cierto, olvidábamos la trilogía "Érase una vez...". Dicen que la de Rojo, Azul y Blanco también es de las mejores. Tendré que verla.
Yo pongo por debajo de El padrino a la de El séptimo de caballería de Ford en la que expone su singular visión de un mundo utópico.
Poco más que decir.
Saludos.